Entender la bolsa

Intentar entender la evolución de las Bolsas a partir de las crónicas que aparecen en la prensa diaria puede llegar a ser confuso. Una subida de 25 puntos un día, una caída de 18 al día siguiente... A menudo puede parecer un comportamiento completamente aleatorio e impredecible. 

Las acciones que cotizan en Bolsa representan empresas reales. A medida que el valor y la demanda de estas acciones aumentan, también lo hace su precio. Cuando se dice que un índice está subiendo o bajando cierto número de puntos, se está hablando del aumento o descenso total en el valor de las acciones de empresas que engloba.

¿Qué influye en el precio de las acciones?

Los precios de las acciones reflejan los beneficios de una empresa y los dividendos que paga, y éstos pueden verse afectados por diferentes factores. Algunos son obvios, como el efecto de las subidas del precio del petróleo para las aerolíneas, y otros se prestan más a interpretación o conjeturas, como las consecuencias de la entrada de un nuevo competidor en el mercado o nuevas leyes.

Si los inversores creen que una noticia afectará negativamente a la capacidad de una empresa para generar beneficios, la demanda de las acciones puede perder fuerza, lo que a su vez reducirá el precio. A veces la información puede no ser específica de una empresa; así, por ejemplo, si se piensa que la economía estadounidense se está debilitando, las Bolsas de todo el mundo pueden caer al unísono.

¿Qué es el IBEX 35?

Es el principal índice de referencia de la bolsa española, elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME). Está formado por las 35 empresas con más liquidez que cotizan en el Sistema de Interconexión Bursátil Electrónico (SIBE) en las cuatro Bolsas Españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia).

El comportamiento de un fondo a menudo se mide comparándolo con un índice de referencia. En España, a menudo oirá hablar del índice IBEX 35.

Conviene recordar que, a menos que haya invertido en un fondo que replique la composición de un índice, las subidas o bajadas de un indicador bursátil pueden no reflejar la evolución de sus propias inversiones, ya que algunos sectores pueden no estar representados en dicho índice. Compruebe la evolución del fondo para tener una idea precisa.